Proyecto Marte 1: Usha Leber

Oficialmente, hoy, el primer humano respirará la atmósfera marciana. Abrirá la puerta del módulo 001 saldrá al exterior y inspirará a fondo, aguantará el aire en sus pulmones y lo expirará. Y sonreirá de felicidad y satisfacción.

Yo seré esa humana, así lo ha decidido el Coordinador General del Proyecto Marte. Opina que soy guapa y tengo aspecto saludable, no como la mayoría de los exploradores: pálidos y de cuerpos fofos, por la poca gravedad del planeta. Lo que no sabe el Coordinador General, en su despacho en la Tierra, es que mi aspecto saludable se debe a que llevo correteando por el exterior de Marte y respirando su aire desde hace más de 20 años.

Toda la humanidad estará pendiente de ti, debes estar perfecta. Oficiosamente, el Coordinador General ha supervisado mi salida al exterior sin escafandra varias veces, antes del gran día. Alarga la inspiración. Cuando sonrías sube un poco la barbilla… No la subas tanto. El Proyecto ha mandado un gran equipo para ese momento, además de los técnicos que han instalado una cantidad ingente de holocámaras para que los espectadores terrícolas no pierdan ni un solo instante de mi salida al exterior. Incluso estrenan conmigo unas nuevas cámaras de lente ocular, que hacen aún más real la experiencia: verlo desde mis ojos como nunca antes se ha visto.

Un coreógrafo me marca los pasos y movimientos. Un estilista ha preparado un uniforme del Proyecto Marte que no sea demasiado nuevo para aparentar demasiada preparación ni demasiado usado para no parecer demasiado desaliñada. Una maquilladora ha potenciado ligeramente mi aspecto saludable. Un peluquero ha dado volumen a mis cabellos para que la ligera brisa exterior haga que ondeen ante las cámaras.

Esta mañana hemos gravado una primera salida por si algo ocurriese, y no pudiésemos emitir en directo.

 

Ha sido un éxito, el mayor éxito audiovisual de toda la historia de la humanidad. Eso es lo que repite el equipo a todas horas. Me he acercado a la puerta exterior del módulo. He puesto las manos en la escotilla de apertura, he dudado, mirando al suelo, mostrando algo de miedo, sólo un poco, para crear intensidad dramática. He levantado la cara y he girado con fuerza hasta que se ha oído el silbido de la despresurización. He contenido la respiración, he abierto la puerta y he dado un paso fuera. He entrecerrado ligeramente los ojos, ante los primeros rayos de sol que veo directamente en mi vida, pero no mucho, porque se hacían unas arrugas feas en mi cara. He inspirado hondo, he contado mentalmente a tres, he sacado el aire, he levantado ligeramente la barbilla, sacando algo de pecho y sonriendo. He extendido las manos y he avanzado varios pasos.

Detrás de mí, han salido, a tropel, todos los niños de la colonia. Gritando y riendo. Yo me he girado a verlos. Y la cámara se ha centrado en ellos, ha ascendido mostrando una panorámica del Módulo 001, del exterior de Marte, de tierra rojiza pero llena de plantas verdes, flores, animales silvestres… Detrás de los niños han salido los mayores, tranquilamente, las parejas cogidas de la mano, abrazándose… Una lágrima en mi mejilla me ha vuelto a poner en el centro de atención de la retransmisión.

Estoy muy cansada. He perdido la cuenta de las entrevistas. Todas me preguntan lo mismo: ¿qué sentiste al salir al exterior?, ¿tenías miedo?, ¿a qué huele Marte?, ¿tienes novio?, ¿cómo valoras la repercusión del fin de la terraformación de Marte para los intereses de la humanidad?…

Hoy se va el equipo que realizó la retransmisión. Yo tengo que irme con ellos. La Tierra te adora, dulce Usha, tienes que venirte. El Coordinador General me lo repite una y otra vez desde la emisión. La Unión Terrestre quiere aprovechar mi popularidad para alargar el hito de la terraformación de Marte un poco más.

Papá no ve claro que vaya. Pero si no voy yo, puede que tengamos que irnos todos: Querida, tendrás que comprender que ahora que el proceso ha concluido, no tiene sentido que se mantenga en Marte un equipo de terraformación. No querrás que despidamos a tu padre y todo su equipo.

Me prometen que antes de un año estaré de vuelta en casa.

0 Proyecto Marte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s