Proyecto Marte 8: Oleana Goa

21 años antes que Usha Leber respirara por primera vez el aire de Marte, oficialmente.

Los nanorobots son los componentes principales de nuestros bioimplantes médicos. Estos son introducidos en el cuerpo a los tres meses de vida, cuando el cuerpo humano puede soportarlos. Hasta ese momento, los bebés están controlados por sensores externos, y los tratamientos se hacen también por medicina externa.

Los nanorobots también requieren de mantenimiento y sustitución: todos sufrimos los ciclos de regeneración, cada cuatro años, que nos tienen dos días en un centro médico. Y todos sabemos lo doloroso que puede ser que los nanorobots se estropeen.

Ciudadanos, a partir de hoy, esto puede ser pasado. Nos orgullece presentarlos los nanorobots de estructura biológica, o biorobots: la generación Delta. Tras décadas de investigación y muchos fracasos, eso siempre es bueno reconocerlo,  podemos decir, con total seguridad, que nunca más deberemos renovar nuestros implantes.

A partir de estructuras bacteriológicas vacías, hemos programado su código y estructura para que cumplan exactamente las mismas funciones que los nanorobots. Escanearán de forma constante todos nuestros sistemas biológicos y se comunicarán, a través del Globo, con las unidades médicas para, si es necesario, iniciar tratamientos internos o externos. Hasta aquí, la generación Delta realiza las mismas funciones que los nanorobots que todos conocemos. Pero estos bioimplantes presentan tres novedades muy significativas. Primera, pueden instalarse en el feto. De hecho, los implantes maternos estarán programados para introducirse en el nuevo ser.  Esto nos permitirá mejorar la calidad de vida de los bebés y prevenir enfermedades en tempranas edades.

La segunda novedad, estos biorobots son capaces de reproducirse y de modificar su estructura para tomar la forma del implante que sea preciso. Como les decía, se acabó perder dos días cada cuatro años en un centro médico.

Tercero, no se estropean. Requerirán de mantenimiento externo, necesitaran ser “alimentados”, pero esto se realizará a través de nuestra dieta habitual, sin ningún tipo de molestia.

Es pues, hoy, un gran día para la humanidad. Espero que el Gobierno apruebe estos nuevos implantes, que harán que nuestras vidas sean aún mejores. Ponemos a su disposición todo el detalle de la investigación realizada, las pruebas piloto y el detalle del sistema, para que su votación sea propicia.

Pensaba que no podría hacerlo. Me sudaban las manos, sentía que las palabras se bloqueaban en las cuerdas vocales. Pero lo he hecho. He podido hablar por holovisión y dirigirme a toda la humanidad. Y ahora toca esperar. Esta tarde se activará la votación.

Problema, solución, beneficio, acción. He intentado aplicarlo en el discurso. Contadas así las cosas, la respuesta siempre suele ser afirmativa. Me siento manipulando al Gobierno, pero bueno, sólo he intentado contar de forma llana y comprensiva todo lo que conseguiremos con este cambio. Los bioimplantes ahora definidos son perfectamente seguros. Nada ha fallado en ello. Nada que no sea tratable. Y falle lo que falle, una orden externa los puede adormecer, o eliminar.

He sido la voz de tantas generaciones de científicos y la de todos los que estamos trabajando ahora en ello. También de todos los que han perecido en el intento. Los valientes que recibieron los primeros bioimplantes y generaron reacciones alérgicas. Aquellos que murieron atacados por los propios implantes, convertidos en pequeños asesinos. Es por sus vidas sacrificadas que debemos conseguir que esto prospere.

Sólo espero que nadie pregunte más por el proceso de desarrollo de la generación Delta, que todos los sacrificios queden en un registro perdido del sistema de memoria de la Universidad. Y en la consciencia de los que aquí trabajamos. Puede que no haya sido acertado hablar de fracasos en el proceso, pero quería ser justa.

Aprobado. Se insta a que los implantes de la generación Delta sean los únicos activos en un plazo máximo de cuatro años. Se incorporarán progresivamente cuando cada humano deba dirigirse a los centros médicos a renovar sus nanorobots.

Estoy feliz, pero preocupada por el trabajo ingente que nos espera. Esperábamos un proceso más pausado para la puesta en marcha de la generación Delta, un par de décadas. Pero estamos preparados para ello, debemos estarlo. Dejamos de ser científicos de laboratorio para volver a ser médicos. Lo lograremos. Espero ejercer correctamente mi función de máxima responsable del proyecto.

La universidad ha estallado en felicidad ante una aprobación tan aplastante. Este tipo de consensos sólo se logra para temas vinculados con el Proyecto Marte. De hecho, se ha generado un hilo de debate que ha defendido, acertadamente, que este tipo de implantes facilitará la colonización del planeta rojo. Imagino que esto ha creado una corriente de voto incondicional.

No es un pensamiento correcto, pero me preocupa que seamos tan poco críticos con la terraformación y la posterior colonización, que llegará más pronto que tarde. No digo que no esté de acuerdo, ni que no me guste. Sólo que no estaría de más algo de reflexión, de análisis. Seguimos dando por sentado que todo lo que tiene que ver con Marte es bueno.

Mis compañeros de Historia Antigua cuentan que antes de la Era Oscura, los humanos creíamos en algo llamado “divinidades”, seres omnipotentes que transcendían lo físico y mortal, que decidían nuestra vida y la del planeta. Algo similar a los que los miembros de La Comunidad llaman “Universo”. Parece que cuando pensamos en Marte, estemos pensando en algo que nos trasciende, algo bueno por naturaleza.

Supongo que es mi mente científica. Pero Marte no es más que otra Tierra ahora, un planeta con vida y humanos. Que será tan buena o mala como somos nosotros, o como seamos capaces de ser.

0 Proyecto Marte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s