Proyecto Marte 9: Mariam Bernard

34 años después que Usha Leber respirara por primera vez el aire de Marte, oficialmente.

Marte fue nuestro, al menos durante dos décadas. No pudo ser más. Asumimos nuestro fracaso y nuestra muerte. Soy la última superviviente de mi pueblo. Tras el relato que el Gran Maestro me encargó transmitir, me quitaré la vida, y me reuniré con todos ellos en el Universo.

Quiero dar homenaje los hijos de la Comunidad que se sacrificaron por una causa mayor y pervirtieron su cuerpo permitiendo la implantación en él de tecnología, convertidos en Hombres-Máquina. El Universo les haya perdonado. Sin ellos nada habría sido posible. Se introdujeron en las estructuras del Proyecto Marte, como simples funcionarios,  estudiosos universitarios. Fueron reclutados a lo largo de la terraformación y marcharon a Marte, mezclados entre colonos.

Pero sólo hemos aceptado hablar para poder reconocer, especialmente, aquellos que renunciaron, para siempre, al Mundo Prometido. Para ellos, el Universo será grande y eterno. Y nadie los culpa del fracaso en la Tierra. Os subestimamos, Hombres-Máquina. Ante la tormenta solar, nosotros nos encargamos de destruir esos engendros del mal que era los Nexos. Ellos, debían hacer lo propio en la Tierra y hacer estallar los campos solares.

No pudo ser, nos alegramos de la aniquilación de miles de engendros pseudohumanos en las explosiones de la Gran Cordillera, y que Misatonik sea ahora sólo un montón de escombros y sangre quemada. Sí. Nos alegramos de ello.

Deberíais ser como aquellos que ensuciaron nuestro Mundo Prometido. Fueron tan… tontos. Cayeron tan fácilmente en nuestras manipulaciones. Vuestro odio era tan vomitivo… ratas tecnológicas comiendo ratas tecnológicas. Os aniquilasteis. Fue tan fácil. Nosotros sólo tuvimos que completar la tarea.

Llegaban Hombres-Máquina a las puertas de nuestra ciudad, pidiéndonos refugio. Nuestros niños practicaban tiro desde las torres de vigilancia con ellos. Fueron maravillosos esos momentos. Veros suplicar y caer muertos, sin tiempo a reaccionar, sólo a morir. Fue bello.

Pero el sueño perfecto duró poco. Esperábamos que en la Tierra el ataque hubiese sido un éxito, que la aniquilación de los Hombres-Máquina hubiese sido a millones y haberos metido en otra Era Oscura. Y Marte sería de la Comunidad, como el Universo había proveído.

Lo pagaréis, Hombres-Máquina, nosotros ahora nos vamos. Pero sois un engendro vomitivo y el Universo, algún día, os castigará por ello.

0 Proyecto Marte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s