Proyecto Marte: Amina Bundermans (2)

Los llaman los Individuales. Nos llaman. Aquellos que por algún problema neuronal, de comportamiento o por consciencia, no pueden o no quieren coexistir con una inteligencia cuántica. Somos como niños, no tenemos acceso al Globo, no formamos parte del Gobierno, usamos la holovisión y nos comunicamos con el mundo exclusivamente por nuestros sentidos.

Durante unos meses fui el foco de toda la atención del Sistema Solar. Ahora ya no sólo vivimos en la Tierra, sino que Marte es nuestro segundo hogar y Europa, una de las lunas de Júpiter, ya ha recibido las primeras misiones no tripuladas para establecer, pronto, colonias humanas estables. Así que la expresión correcta no es “todo el mundo”, debemos decir “todo el sistema”… Así que tras ser la atracción de todo el sistema, he pasado a ser una simple individual.

De mi segunda vida aprendí la lección. No me sentiré nunca más una paria o un mono de feria. Son expresiones que usaba la abuela, creo que son anteriores a la Era Oscura. Seré lo que quiero ser, sin importarme las limitaciones que me quieran imponer.

He estado viendo holodocumentales para aprender lo ocurrido en el mundo en los últimos centenares de años. Marte terraformado, alguna que otra guerra, la coexistencia, naves gravíticas cada vez más potentes que nos permiten ir más lejos. Cuando nací, viajar a Marte implicaba varios meses de trayecto, cuando la ventana estaba abierta. Ahora, es cuestión de pocos días. Incluso, podemos viajar a Marte cuando está más alejado de la Tierra, en pocas semanas. La ventana siempre está abierta.

Me hizo especia ilusión descubrir que la teoría de la familia Rivages, que tan apasionadamente defendía la abuela, la teoría cuántica de las relaciones humanas o de las emociones, es hoy una ley científica, ampliamente aceptada y usada en el desarrollo de las tecnologías cuánticas. Si se pudiese viajar atrás en el tiempo, volvería para contárselo. La haría muy feliz.

Quiero ir a Marte, quiero encontrar el rastro de Isaac, pero no me dejan viajar. Soy sólo una individual, tratada como una niña. Y los niños no viajan a Marte.

0 Proyecto Marte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s